Make your own free website on Tripod.com

Entrevista a Gabriela Rojas: 

"Al contrario de lo que algunos piensan, Cruz Roja no es un lugar donde se venga a tomar el té"

Mayo 31, 2012.                         

                                                                                                                                                          Por Marcel Ignacio Ossandón P. 

Conversación en extenso con Gabriela Rojas Riffo, actual Directora de Salud en la Filial Concepción de Cruz Roja Chilena. En 27 años de servicio, se ha posicionado a la cabeza de direcciones de trabajo en múltiples ocasiones. Se destaca su participación como presidente del directorio local y su vocación humanitaria a toda prueba.


Cruz Roja Filial Concepción ha tenido que adaptarse, desde su fundación en 1917, a las diversas emergencias que presenta la comunidad local. No sólo en la posibilidad y cantidad asistencial, también en la implementación de herramientas y en la capacitación de voluntarios. Según su conocimiento y experiencia institucional ¿Qué diferencias puede identificar en la forma de canalizar la ayuda comunitaria?


Hoy, el voluntario puede pararse frente a la comunidad y escuchar de sus propias bocas las dificultades y necesidades que estén atravesando. Antes, se salía cargado de comida, abrigo y utensilios, pero sin las herramientas para interactuar con los afectados. El trabajo comunitario tiene que ser conjunto. Son los mismos afectados quienes pueden destacar correctamente sus fortalezas y debilidades. Y nosotros por otra parte, debemos estar dispuestos y capacitados para que la interacción resulte productiva.

En cuanto el movimiento se da cuenta que valorizando las herramientas se obtienen mejores resultados que sólo entregando víveres, aparecieron nuevas prioridades. Si podemos enseñar y entregar una asistencia de trabajo conjunto, lógicamente se comienza a mirar la labor del pasado como una medida parche. Con esta nueva forma aprendemos todos.


¿Qué genero el cambio de paradigma en la manera de asistir?


El terremoto de 2010 fue sin duda el cambio de paradigma. No nos encontrábamos preparados. Al país entero lo tomó por sorpresa, a Cruz Roja también. Nos dimos cuenta de lo muchísimo que nos faltaba para cumplir una correcta labor en esa magnitud. Fue un terremoto físico y social. No supimos nunca como abarcar tanta desgracia.

Para Cruz Roja Filial Concepción significó la mayor modernización que recuerde. Se dijo adiós a los programas estructuralistas, dando paso a los dinámicos. Contábamos con tecnología y con la comunidad. Cruz Roja Chilena gestionó la intervención de personajes experimentados, quienes compartieron con nuestros voluntarios. La experiencia fue enriquecedora.

Después del terremoto se multiplicaron las posibilidades para realizar capacitaciones especializadas para voluntarios. Los proyectos se multiplicaron. Cada voluntario puede aspirar a especializarse y perfeccionar su trabajo. Como filial, ya contamos con los frutos de estas nuevas promesas del voluntariado. Tras volver de las capacitaciones, aportan con ideas renovadoras.


Tras sus años en servicio de Cruz Roja, ¿Qué significado le otorga a su  participación como voluntaria y actual Directora de Salud?


Entre como una voluntaria cualquiera, hace ya 23 años. No pasó mucho tiempo para enamorarme de nuestra labor. Fue un cambio de vida enorme. Pertenecer a una institución tan importante invirtió la valorización del tiempo libre. Al contrario de lo que algunos piensan, Mayo 14, 2012.no es un lugar donde se viene a tomar el té. Cruz Roja posee una trascendencia. Desde su nacimiento en la Batalla de Sorferino, cuando Henry Dunant se da cuenta de la nula consideración con los muertos, heridos y enfermos en batalla, y hasta el día de hoy, nos encontramos en servicio de la humanidad. Sin banderas, ni otra ideología que no sea el ayudar de forma neutral y desinteresada a quién pueda necesitarlo.


Después de años de servicio, me encontré siendo Directora de Salud. Pese al orgullo de liderar una dirección, el cargo me entregó una responsabilidad nueva. Siempre hay algo en mente, siempre tenemos programas por desarrollar.

 

En cuanto a la captación, ingreso y desarrollo de los voluntarios, ¿Qué cambios ha visto venir con el paso del tiempo?


Ahora es mucho más expedito. La persona llena el formulario y  espera que la presidenta de la filial lo cite a una entrevista. Luego cumple con el programa de voluntariado básico y curso de primeros auxilios, sin costo alguno. Es totalmente gratis.

El perfil de los novatos ha cambiado. Ahora los chicos son principalmente estudiantes universitarios. Muchos de ellos ni siquiera viven permanentemente en la ciudad. Por lo que al terminar sus carreras vuelven a sus hogares y nos dejan. De todas formas, esos chicos salen impregnados de este trabajo social. Suelen conocer realidades terribles e ignoradas que aportan a sus vidas. Es relevante que sepan que muchos otros no tuvieron las posibilidades que a ellos si se les presentaron.  Un voluntario se desarrolla como persona. Me gustaría que más personas se unieran al movimiento. Que se atrevieran a conocerlo y a ingresar en nuestras filas. No importa la edad,  importa el deseo de participar.

Tan importante como captar nuevos voluntarios es especializar a los que ya tenemos. Intentamos de motivar al voluntario para generar instructores. Un instructor es la persona idónea que pueda destacar como perfil Cruz Roja. Asisten a clases, rinden exámenes y cumplen horas de práctica.  Su misión incorruptible es ayudar a la comunidad de forma gratuita, con la salvedad de impartir cursos dentro de su filial para obtener recursos.


Es un hecho la importancia de incluir a nuevos voluntarios en los programas de acción de Cruz Roja. ¿Qué relevancia le entrega a la labor de los jóvenes Cruz Roja?


Son muy importantes. La proyección del movimiento radica en ellos. El joven te cambia la forma de trabajar. Aporta ideas, y si se les escucha con atención muchas veces se pueden implementar. Inyectan día a día el optimismo necesario, que se pierde al envejecer. El manejo con la tecnología es sustancial, las capacidades que eso les otorga son cautivadoras.


El liderazgo tradicionalmente recae en los voluntarios más experimentados de la institución. En el encuentro con las nuevas generaciones, ¿Cómo se canalizan las diferencias y se propicia el entendimiento?


Existen voluntarias que se complican al trabajar con jóvenes. Es necesario adaptarse, incluso a sus ideas locas. Ver el amor con que trabajan te cambia la percepción y el prejuicio del inexperto. Se necesita confiar en ellos. Las posibles equivocaciones se corrigen en conjunto. En alguna oportunidad el joven te dice: mañana estaré a las 8 de la mañana, pero se presenta atrasado. No tomó en cuenta las diferentes variables que pueden retrasar la hora de llegada. Hay voluntarias mayores que se molestan y así puede comenzar un problema. Se le puede reprochar, pero no es lo necesario.

Los voluntarios menores son informales. Muchos de ellos, reacios a vestir uniforme.  Es comprensible, pero cuando salimos a terreno se necesita formalidad. Me preocupe que todos vistan la indumentaria correcta.


¿En qué se encuentra trabajando la Dirección de Salud? Y actualmente, ¿hacia dónde se enfoca el esfuerzo de cooperación?


En este momento estamos enfocados en prevención. En el verano, trabajamos en el virus hanta, picaduras, accidentes de piscina, uso de bloqueadores, entre otros. En cuanto al virus hanta, se entregó un programa de capacitación.  En semana santa, la preocupación fue el consumo de mariscos cocidos.

Con el invierno comienza la prevención de enfermedades y vacunación a adultos mayores. Por estos motivos, apadrinamos a dos hogares (Jesucristo de la Divina Misericordia), donde controlamos el peso de los ancianos, vacunamos, les tomamos la presión y ayudamos a la Dirección de Bienestar Social en la organización de actividades.

Destaco el trabajo con adultos mayores. Es un trabajo integral.  La Dirección de Salud, Dirección de Bienestar Social y Dirección de Jóvenes desarrollan un trabajo transversal.

Nuestra Dirección se encarga, junto con Dirección de Desarrollo, del voluntariado básico para novatos. Así mismo, como ente capacitador imparte el curso “Cuidado del enfermo integral en el hogar” (disponible para la comunidad) y de los diferentes programas de asistencia en organismos privados. 

 



¡FELIZ ANIVERSARIO CRUZ ROJA!

Cuerpo voluntario, directivos e invitados se reunieron en las dependencias del Colegio Médico para conmemorar al movimiento.                                         

Mayo 31, 2012.

                                                                                                                     Por Marcel Ignacio Ossandón P.

El pasado martes 8 de mayo se desarrolló la reunión anual del Movimiento Cruz Roja Internacional en todo el mundo. A nivel local, el comité regional del Bío-Bío fue el encargado de organizar la ceremonia, como es de costumbre, en las instalaciones del Colegio Médico de Concepción. En el evento se congregaron voluntarios provenientes de las distintas filiales, autoridades e invitados.


 

Carmen Yercovic Amigo, anfitriona y Presidenta del Comité de la Región del Bío-Bío de Cruz Roja Chilena encabezó el discurso central de la ceremonia. “La relevante gestión del comité regional, la búsqueda constante por fortalecer el voluntariado y la potencial incorporación de jóvenes a los proyectos de la temporada”, fueron los principales ejes tratados en la jornada.


La jornada culminó con la distinción honrosa a los voluntarios  que consuman años de servicio en las distintas filiales y con la premiación a miembros por excelencia.